Noticias

Ver la imagen de cabecera a tamaño completo
Mostrar menú secundario

El Equipo de Gobierno propone el cambio de nombre de las últimas seis calles franquistas que existen en Logroño para cumplir con la Ley de Memoria Histórica

05
Feb
2020
RP Cambio Calles

El Equipo de Gobierno ha presentado esta mañana la propuesta de denominación para el cambio de nombre de las últimas seis calles franquistas que existen en Logroño. Esta decisión, además de cumplir con la Ley de Memoria Histórica, cierra un proceso que se inició en el año 2009 con la creación de una comisión especial que elaboró la relación de calles que debían ser modificadas; un dictamen que recibió el visto bueno de la Corporación en febrero de 2011 pero que no concluyó.

El portavoz del Gobierno, Kilian Cruz, ha detallado que la propuesta será aprobada por la Junta de Gobierno Local en su reunión del próximo miércoles, 12 de febrero, y se llevará al Pleno Ordinario del mes de marzo. Cruz ha explicado que estos cambios propuestos responden al cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica. “Queremos dejar claro que no es una cuestión de voluntad, es cuestión de ley, no solo la ley del Congreso de los Diputados, sino también los tres acuerdos del Pleno Municipal de Logroño resultantes de otras tantas mociones discutidas y aprobadas en la anterior legislatura por iniciativa del Grupo Municipal Socialista, Partido Riojano y Cambia Logroño”, ha afirmado. Entre estas mociones se encuentra la referente al acuerdo de Pleno de mayo de 2017, en el que se aprobó por unanimidad la moción del Partido Riojano que solicitaba al Consistorio la utilización de forma prioritaria de nombres de mujeres ilustres.

Esta decisión, además de cumplir con la Ley de Memoria Histórica (cuyo artículo 15 obliga a las administraciones públicas a retirar escudos, insignias, placas o menciones de exaltación de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión de la dictadura), cierra un proceso que se inició el 29 de diciembre de 2009, cuando el Pleno del Ayuntamiento aprobó el acuerdo por el que se creó la Comisión para el Estudio y la Aplicación de la Ley de Memoria Histórica. Ésta emitió un dictamen que recibió el visto bueno de la Corporación en febrero del 2011, aunque no llegó a hacerlo efectivo. El pleno del 31 de julio de 2015 aprobó el cambio de los nombres de 17 calles, tarea que quedó inconclusa, puesto que seis cambios se aprobaron en septiembre de 2016, tres en julio de 2018 y dos en mayo de 2019. Quedaban pendientes las seis de hoy miércoles.

Kilian Cruz también ha añadido que el cambio de nombre respeta el trabajo realizado hasta el momento y termina con un proceso necesario en Logroño.

Las seis calles que cambiarán de nombre son:

- Calle García Morato, por calle Pilar Salarrullana.

- Calle Milicias, por calle Luisa Marín Lacalle.

- Calle Víctor Pradera, por calle María Zambrano.

- Plaza Alférez Provisional, por Plaza Diversidad.

- Calle. de Juan Yagüe, por calle Barrio de Yagüe.

- Avda. Jorge Vigón, por Avda. Solidaridad.

La concejala de Igualdad y Convivencia, Eva Tobías Olarte, ha destacado que el cambio de nombre de calles ha tenido en cuenta la escasa presencia de las mujeres en el callejero de Logroño (apenas un 6,7%). Así, por tanto, con el fin de reconocer y visibilizar la contribución de las mujeres a la sociedad, en el nuevo callejero de Logroño aparecerán las calles Pilar Salarrullana, Luisa Marín Lacalle y María Zambrano Alarcón. La primera de ellas, Pilar Salarrullana de Verda (Zaragoza, 1937-Logroño, 2009), escritora, profesora, luchadora y mujer que se atrevió a luchar contra las sectas, fue una política que llegó a ser concejala y teniente de alcalde del Ayuntamiento de Logroño en los años 90, además de diputada por La Rioja en la década de los 80.

“Pilar fue un ejemplo en muchos sentidos, un auténtico referente político para las mujeres y una persona con un compromiso cívico inquebrantable. Además, Pilar fue una visionaria respecto al desarrollo urbano, protagonista indiscutible de iniciar el proceso de peatonalizaciones de Logroño y hoy esta ciudad le debe la valentía de comenzar a trabajar en este modelo de urbanismo que impera en la mayor parte de las ciudades modernas”, ha indicado la concejala de Igualdad y Convivencia.

Por otro lado, Luisa Marín Lacalle (Logroño, 1884-La Grajera, 1936), ha explicado Eva Tobías Olarte, “fue una activista sindical, una mujer que luchó por los derechos de los y las trabajadoras, precursora también de la justicia social”.

Luisa Marín Lacalle fue operaria de Tabacalera, en Logroño. Es una de las protagonistas de la historia logroñesa de comienzos del siglo XX como presidenta y animadora de la Unión Tabacalera. Fue una pionera del empoderamiento femenino y obrero.

En 1919 participó en la constitución de la Sociedad de Obreros y Obreras de la Fábrica de Tabacos de la que fue presidenta durante la dictadura de Primo de Rivera. Encabezó las luchas obreras de la fábrica de tabacos, promovió medidas para las obreras lactantes y otras mejoras laborales para las trabajadoras. El 9 de agosto de 1936 fue encarcelada en la cárcel provincial y el 22 del mismo mes, junto con su compañera Carmen Villar, presidenta del Gremio de Cigarreras de la CNT, asesinada en La Grajera el 22 de agosto de 1936.

Por último, María Zambrano Alarcón (Málaga, 1904-Madrid, 1991), pensadora, filósofa y ensayista española, fue una mujer de gran compromiso cívico y cuyo pensamiento poético es imprescindible para conocer la historia de nuestro país. Un referente que no vio reconocido su trabajo en España pasado su exilio, en el último cuarto del siglo XX. Recibió el Premio Príncipe de Asturias y el Premio Cervantes en 1981 y 1988, respectivamente. María Zambrano es más conocida por sus ensayos filosóficos que por sus ‘delirios’, palabra con la que ella misma nombró a su poesía.