Noticias

Ver la imagen de cabecera a tamaño completo
Mostrar menú secundario

El Ayuntamiento pone en marcha la recuperación y consolidación de los restos logroñeses del Puente Mantible

22
May
2020
Sección actual_Puente Mantible

El concejal de Patrimonio y Centro Histórico, Adrián Calonge, acompañado por el edil Rubén Antoñanzas, ha anunciado esta mañana la puesta en marcha del proyecto de recuperación y consolidación de los restos logroñeses del Puente Mantible, tras cinco años apareciendo en diferentes presupuestos municipales sin ejecución posterior.

Situado entre El Cortijo y la pedanía de Assa (Lanciego), este puente fabricado en piedra de sillería, de origen romano para unos y medieval para otros, está compuesto actualmente por dos arcos, uno ubicado en La Rioja (situado en la margen derecha del río Ebro con el estribo conservado) y otro en País Vasco.

El proyecto para mantener en pie el lado logroñés de este Bien de Interés Cultural, que fue declarado como tal en 1982, se iniciará en las próximas semanas −tras la aprobación en la Junta de Gobierno Local del pasado miércoles− y constará de dos fases.

La primera dará comienzo con el inicio del expediente de contratación de la asistencia técnica para la redacción del proyecto de ejecución y la dirección de la obra de consolidación y restauración, que tendrá un coste de 60.500 euros (IVA incluido).

La segunda fase, que conllevará ya una intervención física, se centrará en la restauración del pilar o pila, además de realizar los trabajos de sellamiento de una importante oquedad detectada tras la realización de una prueba subacuática el pasado mes de agosto, que permitió conocer el estado real de la infraestructura de una manera integral, algo que no se había realizado hasta la fecha. A su vez, se procederá a la restauración del arco para evitar que la estructura siga perdiendo sillares y se provoque el derrumbe completo de la parte logroñesa de Puente Mantible. Por último, se procederá a la limpieza de agentes biomáticos, como por ejemplo la maleza, y la posterior revisión de todos los elementos ocultos hasta la fecha, como sillares, etc., y su posterior restauración y conservación.

La intervención se licitará con un importe total máximo de 250.000 euros (IVA incluido) y deberán estar en ejecución a principios de otoño, antes de que lleguen las lluvias que dificulten estas intervenciones, a la par que pondrían en riesgo la propia estructura del puente, seriamente dañada a día de hoy.

“Estas obras no solo dan solución a un proyecto guardado en un cajón desde hace años, sino que supondrán un impacto cultural y garantizarán la seguridad de esta estructura, de un interesante valor histórico. Un proyecto que no habría podido realizarse sin la dedicación y el compromiso del equipo de Patrimonio, Rehabilitación y Centro Histórico del Ayuntamiento”, ha destacado Adrián Calonge, concejal de Patrimonio y Centro Histórico.

“Confiamos que este proyecto pueda ayudar a comprender nuestra historia y ser un polo de atracción turística y cultural para el barrio de El Cortijo, un rincón de la ciudad que guarda en su interior un verdadero tesoro enoturístico y un trujal histórico de aceite que esperamos poner en valor junto al esfuerzo que año a año le dedican los vecinos, La mejora del entorno y de la señalización junto con un futuro plan de divulgación serán ejes esenciales para continuar conociendo nuestra ciudad como logroñeses y ayudando a los posibles turistas que nos puedan visitar”, ha añadido Adrián Calonge.

Para el concejal del Partido Riojano en el Ayuntamiento de Logroño, Rubén Antoñanzas, supone “una gran satisfacción que se proceda a la recuperación de parte de la infraestructura y consolidación de los restos del Puente Mantible como elemento patrimonial de indudable atractivo, una reclamación permanente del PR+”. El concejal ha agradecido “la sensibilidad del actual Equipo de Gobierno municipal a la hora de conservar nuestro patrimonio histórico”. El regionalista ha expresado que el patrimonio supone “un área vital en nuestro concepto de ciudad y, por ello, hemos alcanzado importantes acuerdos en el área de patrimonio, que incluyen compromisos adquiridos como la rehabilitación de este puente actualmente en ruinas”.

Antoñanzas ha recordado que el Partido Riojano ha mostrado en numerosas ocasiones su preocupación por el estado del puente y, en concreto, trasladó una moción al Pleno de enero de 2017 en la que trató de conseguir la restauración de la infraestructura del Puente Mantible y su entorno, con el objetivo, también, de revitalizar el barrio El Cortijo. Sin embargo, “aquella petición fue ignorada por el Equipo de Gobierno de Gamarra”, ha asegurado Antoñanzas, quien ha añadido que “dos años más tarde, tuvimos que lamentar un informe técnico que confirmaba el grave estado que presentaba el puente”.

Antoñanzas está convencido de que “el Puente Mantible puede ser considerado un elemento patrimonial de indudable atractivo, que podría rentabilizarse como conjunto monumental, mejorando también el entorno de la zona”. Desde el PR+ “creímos y creemos que es necesario poner en valor este puente, mediante la recuperación de parte de la infraestructura y su consolidación, haciendo posible la visita al mismo”, ha apuntado.

Por un lado, ha indicado Antoñanzas, “supondría una restauración de nuestro patrimonio histórico, que nos identifica como ciudad, y, por otro, serviría también para recuperar y dar vida al barrio de El Cortijo, ya que sería el punto de partida desde donde debería encontrarse un centro de interpretación”. “Siempre he defendido que Logroño se construye desde sus barrios, y este es un proyecto que, sin duda, nos hará crecer como ciudad”, ha concluido Antoñanzas.

Convento de Valbuena y yacimientos de Monte Cantabria

El objetivo inicial de este proyecto era abrirlo al público en el inicio del verano, pero debido a la crisis sanitaria generada por el Covid-19 y las diferentes fases de confinamiento provocadas por el estado de alarma, no se ha podido ejecutar entre los meses de marzo y mayo como estaba previsto inicialmente.

Por ello, a la mayor brevedad posible, desde la Concejalía de Patrimonio y Centro Histórico se pondrá en marcha esta actuación, que conlleva labores de mantenimiento y limpieza con un riguroso control arqueológico (ya realizadas en gran medida); el derribo del tapial de General Urrutia y la creación de un nuevo acceso peatonal en la calle Intendencia que, a su vez, puede servir para llegar al Parque del Ebro en integrar este espacio en la ciudad; y la instalación de diferentes elementos de señalética que faciliten las visitas guiadas y de autovisitas en horarios controlados, siempre en relación con el conjunto expositivo que actualmente se encuentra en el Cubo del Revellín.

“Queremos abrir este yacimiento a la sociedad logroñesa, al turismo y a nuestros escolares de una forma completa y no por fases, por lo que esperamos que este proyecto piloto de divulgación del patrimonio esté de nuevo accesible para la ciudadanía a finales de año. Todo ello sin dejar de lado la puesta en marcha de los trámites necesarios para aumentar la protección de este espacio incoando un expediente para que sea Bien de Interés Cultural”, ha indicado Adrián Calonge, concejal de Patrimonio y Centro Histórico.

En lo referente al yacimiento de Monte Cantabria, se está trabajando en la segunda fase, que acumula unas semanas de retraso debido a la situación generada por el Covid-19 y cuyos trabajos afectan a la zona oeste de este emplazamiento de un importante valor cultural, “En este sentido, sin dejar de lado los trabajos propios de esta fase, además de los de consolidación y limpieza de este recinto amurallado medieval, estamos a la espera del dictamen del Consejo de Patrimonio del Gobierno de La Rioja”.

“No puede más que reconocer y alabar el trabajo de la Unidad de Rehabilitación y Centro Histórico que han continuado con estos proyectos pese a las circunstancias junto con su incansable labor en pos de mantener nuestro patrimonio y nuestro Centro Histórico”, ha añadido Adrián Calonge.