Mostrar menú secundario

La Policía Local atiende 36 requerimientos por fiestas en viviendas y ruidos de música

20
Oct
2020

La Policía Local ha atendido desde la noche del jueves hasta el sábado un total de 36 requerimientos por fiestas en viviendas y ruidos de música. Para los agentes se trata de un cambio de tendencia en la forma de ocio nocturno debido a las limitaciones provocadas por la pandemia de la COVID-19.

De las 36 actuaciones, 12 tuvieron lugar durante la noche del jueves, un día en el que tradicionalmente –advierten los agentes– prolifera el ambiente universitario, cinco en la madrugada del viernes y 19 en la noche del sábado al domingo. Estas actuaciones terminaron con 29 denuncias interpuestas por infracciones vinculadas a la normativa sanitaria y varias más por ruidos.

Asimismo, en un operativo conjunto con el Cuerpo Nacional de Policía en la madrugada del sábado, en el entorno de las calles Fundición y Vitoria, se propuso para sanción a dos locales que ejercían la actividad de bar de copas, donde había gente bailando sin mantener distancia de seguridad, muchas de ellas sin usar mascarilla. De hecho, uno de esos locales volvió a ser sancionado la noche del domingo por realizar de nuevo la actividad de bar de copas.

La Policía Local denunció también durante la noche del sábado a otro local de la zona de Sancho el Mayor por ejercer la actividad de bar de copas con varios clientes sin usar mascarilla y con el establecimiento abierto a las 5:00 de la madrugada, cuando el horario máximo permitido es hasta la 1:00 horas.

Denunciadas varias personas tras una reyerta

La Policía Local de Logroño intervino también en un bar de la zona Este de Logroño tras recibir un aviso a través del teléfono 092. Cuando llegaron los agentes se encontraron con una persona ensangrentada debido a los golpes recibidos por parte de algunos de los clientes del local, que manifestaron que previamente habían sido increpados por el herido. Una vez que los agentes contuvieron y separaron a las partes, el hermano del agredido intentó amenazar con dos cuchillos a los presuntos atacantes de su familiar. Los agentes se incautaron de las armas.

Por otro lado, un menor de edad resultó detenido el pasado domingo cuando desde un tejado se introducía por una ventana a una zona de trasteros. Los agentes llegaron al lugar alertados por una llamada al 092 y encontraron la manilla de acceso forzada. El menor agredió a uno de los agentes que trataba de identificarle.

También en otra intervención del domingo dos menores fueron identificados por sustraer y dañar el teléfono de otro joven.