Noticias

Ver la imagen de cabecera a tamaño completo
Mostrar menú secundario

El proyecto de modificación de Ordenanzas fiscales busca mejorar los servicios para la ciudadanía y modernizar la Administración

23
Oct
2019
M2

El Ayuntamiento incrementa las bonificaciones para quien más lo necesita

El Ayuntamiento de Logroño ha presentado hoy, miércoles 23 de octubre, el proyecto de modificación de Ordenanzas fiscales, tasas y precios públicos para el año 2020. La concejala de Economía y Hacienda, Esmeralda Campos, ha afirmado que este proyecto tiene como objetivos, por un lado, mejorar los servicios para que la calidad de vida de la ciudadanía también mejore y, por otro, modernizar la Administración.

El Ayuntamiento de Logroño se encuentra en una situación de necesidad de suficiencia financiera y capacidad de inversión porque tiene que hacer frente a la deuda del soterramiento (pagos de 9.000.000 € anuales más un pago en el 2021 de 30 millones de euros), y a una deuda por intereses a la banca de 800.000 euros anuales.

Gracias a una gestión rigurosa del gasto, al ahorro en obras como la Casa de las Letras y el soterramiento, y al trabajo de las diferentes áreas del Consistorio, este año el Ayuntamiento de Logroño cumple con los objetivos del presupuesto prorrogado y no necesita aprobar un presupuesto para este ejercicio. “Una gestión sin despilfarros nos ha permitido no tener que realizar un nuevo presupuesto; hemos sido muy rigurosos con los gastos y hemos realizado un esfuerzo enorme para ajustar los gastos con un presupuesto prorrogado”, ha afirmado Esmeralda Campos.

Los retos a partir de ahora se centran en dos ámbitos: la mejora de los servicios para mejorar también la calidad de vida de la ciudadanía y la modernización de la Administración.

En este sentido, los objetivos del proyecto de modificación de las Ordenanzas fiscales que hoy ha presentado la titular de Economía y Hacienda se basan en conseguir en el medio plazo reducir tanto la deuda como el periodo medio de pago del Ayuntamiento.

“Cuando comenzamos el mandato nos encontramos con un elevado número de facturas pendientes de pago; retrasar los pagos nos resta capacidad de negociación y consideramos prioritario reducir el periodo medio de pago del Ayuntamiento de Logroño a sus proveedores”, afirma Esmeralda Campos. Y, por otro lado, “es obligatorio modernizar la Administración; dotar a los empleados públicos de los medios necesarios para desempeñar su trabajo; necesitamos eliminar las colas presenciales en aspectos como la renovación del bonobús; necesitamos que la gestión de los campamentos de verano se agilice; que se profesionalice también el proceso de la gestión de chiquibecas; y la apertura de nuevas empresas y; sobre todo, necesitamos poner en marcha la administración electrónica”, explica la concejala.

De esta manera, el Consistorio afrontará en el próximo ejercicio a inversiones de ciudad como la ampliación del Teatro Bretón, la mejora del asfaltado de varias calles o la apertura del CCR. Para poder llevar a cabo, entre otros, estos proyectos y, en consonancia con la evolución del IPC anual, se plantea una actualización moderada, justa y progresiva de varios impuestos locales (IBI y vehículos) y de las tasas, según se detalla a continuación:

Impuesto sobre Bienes Inmuebles: se propone una actualización moderada del tipo de gravamen, que será del 0,6% cuando se trate de bienes inmuebles urbanos (ahora es del 0,57%) para situar a Logroño en la media (hay 32 capitales de provincia con un tipo superior), y una bajada del 0,89 al 0,85 cuando se trate de bienes inmuebles rústicos.

Se trata de un impuesto directo y progresivo, por tanto, con esta actualización pagará más quien más tenga.

Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica: se propone disminuir la cuota a los turismos con menos caballos fiscales e incrementarla a los que más tengan, bajo la premisa de bonificar los turismos que menos contaminen (50% vehículos y 70% motocicletas).

Turismos:

De menos de 8 caballos fiscales: 20 euros

De 8 hasta 11,99 caballos fiscales: 60 euros

De 12 hasta 15,99 caballos fiscales: 130 euros

De 16 hasta 19,99 caballos fiscales: 170 euros

De 20 caballos fiscales en adelante: 220 euros

Impuesto sobre Actividades Económicas e Impuesto sobre Construcciones, instalaciones y Obras: no se modifican los impuestos que recaen sobre el “hacer”, aquellos que gravan a quienes generan economía y son el motor de nuestra ciudad.

En relación con el IAE se propone incrementar la bonificación de 10% al 25% en el caso de actividades que destinen partida presupuestaria a actuaciones encaminadas al fomento del uso de transporte sostenible por parte de sus trabajadores.

En relación con las tasas, se propone una actualización del 2%, en consonancia con la evolución del IPC anual, ya que cuentan con un desequilibrio entre lo que cuesta y lo que se ingresa por los servicios que ofrece el Ayuntamiento a la ciudadanía, se busca lograr poco a poco un equilibrio que ayude a reducir esta brecha. Se propone mantener en su totalidad los Precios Públicos salvo un incremento del 0,23% en los precios públicos de la Escuela Infantil Municipal Chispita.

Se propone incrementar las bonificaciones poniendo el foco en quien más lo necesita:

- Familias numerosas: se propone incrementar el porcentaje de bonificación a las familias numerosas pasando del 30% al 50% en el caso de familia numerosa categoría general y del 50% al 60% en el caso de familia numerosa categoría especial.

- Incrementar la bonificación del 75% al 90% a favor de los inmuebles que se encuentran delimitados como Casco Antiguo.

“En los últimos años ha habido una paralización muy importante en Logroño y la ciudad necesita un impulso relevante. El IPC ha subido un 11% en los últimos 10 años y nuestros contratos tienen cláusulas de subida pero, sin embargo, los impuestos municipales no han aumentado, con lo cual la calidad del servicio se resiente, y esto es lo que tenemos que conseguir evitar. Necesitamos revisar las tasas y adecuarlas a su coste real”, ha afirmado Esmeralda Campos.

El proyecto de Ordenanzas fiscales “comienza a perfilar nuestra agenda” -ha explicado la concejala- para conseguir una fiscalidad vinculada con la Ciudad Verde.

Esmeralda Campos ha afirmado que tiende la mano a la oposición para apoyar esta ordenanza, ya que considera que su aprobación será una buena prueba para ver la voluntad de estos partidos de cara a posibles pactos de ciudad.

El Equipo de Gobierno prevé que las ordenanzas sean aprobadas por el Pleno del Ayuntamiento en el mes de noviembre, una vez que los grupos políticos hayan podido enmendarlas, y que estén vigentes a partir del 1 de enero de 2020.