Noticias

Ver la imagen de cabecera a tamaño completo
Mostrar menú secundario

El Campo Municipal de Varea estrena una nueva iluminación exterior LED “encaminada a la mejora del uso de la instalación y optimización de su rendimiento”

21
ene
2019
Visita Obras Campo Futbol Varea

En concreto, se han instalado nuevas torres con focos led en el campo de fútbol de hierba natural y sustituido la actual iluminación por otra de tipo led en el de hierba artificial

Este proyecto piloto de renovación del alumbrado exterior en campos de fútbol de la ciudad ha contado con un presupuesto cercano a los 200.000 euros

El concejal de Alcaldía, Deportes y Jóvenes y presidente de Logroño Deporte, Javier Merino, ha visitado esta mañana las instalaciones del Campo Municipal de Fútbol de Varea, donde se han llevado a cabo mejoras en el alumbrado exterior -sustituyendo su iluminación de torres a tecnología LED-.

En concreto, los trabajos, realizados por la empresa riojana Ingelec Rioja, S.L., se han centrado en la instalación de nuevas torres con focos LED, en el campo de hierba natural, y la sustitución de la actual iluminación por otro de tipo LED en el campo de hierba artificial, aplicando en éste último las medidas correctoras en las bases de sustentación de los postes existentes.

“En la campaña de eficiencia energética que estamos llevando a cabo en los últimos años en las instalaciones gestionadas por Logroño Deporte, hoy presentamos un proyecto 'prototipo' que podrá ser trasladado al resto de campos de fútbol de la ciudad. Así, desde Logroño Deporte seguimos centrados en actuaciones de mejora de la eficiencia energética en nuestros centros, con el objetivo de optimizar su rendimiento y obtener mejoras” ha explicado Merino.

Así, ha destacado la importancia de la actuación en Varea, que ha contado con un presupuesto de 196.197,63 euros.

Se trata de un proyecto piloto que ha incluido un análisis previo, en el que se han estudiado varios factores relacionados con las sombras, el tipo de luz, deslumbramientos... así como pruebas en frontones, pistas polideportivas, de padel y de competición, piscinas...

“Es muy importante -ha continuado explicando Merino- que estas instalaciones deportivas cuenten con las mejores condiciones lumínicas. La realidad es que cada vez son más los estadios de fútbol que renuevan su alumbrado y optan por un tipo de tecnología más beneficiosa, renovando así el sistema de iluminación, en muchas ocasiones, obsoleto, desgastado y poco adecuado. Concretamente, teníamos una deuda pendiente con este estadio y con el club y la hemos cumplido”.

Logroño Deporte gestiona estas instalaciones deportivas que son utilizadas por el Club Deportivo Varea, tanto para los entrenamientos como para la disputa de sus partidos. Asimismo, suele ser sede de las selecciones de fútbol que visitan nuestra ciudad, de cara a la preparación previa.

Por otro lado, el concejal de Deportes ha recordado que conjuntamente a esta actuación, y con un presupuesto de 60.000 euros, también se implantará este año tecnología LED en cuatro polideportivos más de la ciudad: Vicente Ochoa, Valdegastea, Murrieta y Madrid Manila.

En cuanto a datos técnicos, y a modo de referencia, el consumo anual de un polideportivo ronda de media los 10.000 Kw y el de un campo de fútbol 40.000 Kw.

Primer polideportivo con LED

El primer cambio de alumbrado en polideportivos de la ciudad se llevó a cabo en 2016 cuando se actuó en el frontón de Varea. Se renovó el sistema completo de iluminación del mismo, a modo de prueba piloto, implantando luminarias mucho más manejables y eficientes con tecnología LED.

Posteriormente, esta actuación se fue completando con las renovaciones en los centros de Castroviejo, Espartero, Madre de Dios y Ruiz de Lobera.

Los ahorros estimados en estas instalaciones rondan el 70 por ciento; ha permitido un ahorro de cerca de 17.700 euros anuales y una disminución de las emisiones de CO2 en 15.341 kilos al año.

Por último, Merino ha remarcado que con este tipo de actuaciones, “Logroño Deporte sigue avanzado en eficiencia energética, situando sus instalaciones en los primeros indicadores de buena eficiencia gracias a la reducción de emisiones y mejora de los rendimientos de los equipos”.

Ventajas que aporta este tipo de iluminación frente a la antigua convencional

Un consumo mucho menor respecto a la iluminación convencional

Una mayor vida útil, estimada en unas 50.000 horas de funcionamiento. La vida de estas luminarias está estimada en unos 20 años, frente a los 5 de las actuales.

Reducción de costes de mantenimiento debido a que suprime los gastos de reposición de las luminarias existentes, debido a su larga vida útil.

Todos los años era necesario realizar una puesta a punto y reposición de luminarias valorada en unos 4.500 euros.

Son más ecológicas y respetuosas con el medio ambiente, carecen de toxicidad al no contener Plomo ni Mercurio

Permite encendidos automáticos y rápidos frente a apagones, sin tener que esperar ese periodo de unos 20 minutos que era necesario para una instalación convencional.