Noticias

Ver la imagen de cabecera a tamaño completo
Mostrar menú secundario

Gamarra sitúa al ciudadano como “protagonista de la arquitectura tecnológica que edificamos alrededor de las ‘smarts cities”

11
oct
2017
Las alcaldesa durante la intervención en Santander

La alcaldesa y vicepresidenta de la RECI ha inaugurado en Santander las Jornadas sobre ‘Ciudades Inteligentes: evaluación y casos prácticos en eficiencia energética’.

Gamarra ha presentado los proyectos en los que trabaja Logroño, entre los que destaca la puesta en marcha de la plataforma Smart, el riego inteligente o la sede del Ecolab

La alcaldesa de Logroño, Cuca Gamarra, en calidad de vicepresidenta de la Red Española de Ciudades Inteligentes (RECI), ha inaugurado en Santander las jornadas sobre ‘Ciudades Inteligentes: evaluación y casos prácticos en eficiencia energética’, organizado por la Fundación Gas Natural Fenosa

En su intervención, Gamarra ha situado al ciudadano en el epicentro de toda la arquitectura tecnológica que las ciudades desarrollan alrededor del concepto de ‘smarts cities’.

La vicepresidenta de la RECI ha destacado que además de ser los receptores finales de los servicios, los habitantes de las ciudades deben implicarse en este desarrollo tecnológico desde un punto de vista personal, profesional pero también emocional, aprovechando las oportunidades de negocio que se generen e implicándose y comprometiéndose con unos núcleos urbanos cada más sostenibles.

“El avance hacia las ciudades inteligentes debe constituir un sueño social, un sueño de ciudad y, en definitiva, un proyecto de todos”.

Y para ello, el punto de partida debe estar “en unas administraciones saneadas económicamente con el fin de generar confianza, solvencia y credibilidad en unos ciudadanos que deben erigirse en actores activos de los cambios”.

Proyectos de Logroño como smart city Gamarra ha participado también en una de las mesas redondas celebradas a lo largo de las Jornadas en la que presentó la plataforma ‘Smart Logroño’ y otros proyectos que inciden en la mejora y el ahorro de los recursos medioambientales.

“A través de la plataforma ‘Smart Logroño’ gravitará ese cambio de gestión que perseguimos y que se sustenta en criterios de eficiencia, sostenibilidad, inmediatez y ubicuidad”.

“Pasamos así –ha continuado- a un modelo de servicios interconectados cuyo objetivo final es una mejora de la calidad de la vida y una mayor satisfacción de los servicios públicos”.

La Plataforma se ha puesto en marcha con el Servicio de atención telefónica 010 para ir implantando de forma progresiva otros servicios como tráfico, alumbrado y aguas en próximas fechas.

Gamarra ha expuesto también proyectos como el riego inteligente, que sirven de ejemplo de colaboración con empresas privadas para la materialización de iniciativas que incidan en un ahorro energético y económico.

Y otros como el desarrollado en el marco del proyecto europeo Green Tic Life, para establecer un sistema de sensores de detección de vehículos y peatones en puntos de luz de la ciudad con la consecuente reducción de emisiones de CO2.

La alcaldesa ha destacado el trabajo que el Ayuntamiento de Logroño ha realizado en los últimos años por avanzar hacia una ciudad cada vez más sostenible y la sensibilidad y el compromiso de los logroñeses por la gestión eficiente de los recursos.

En este sentido se ha referido al Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS), y en concreto, al cada vez más elevado uso del transporte público potenciado desde el Ayuntamiento a través del incremento de frecuencias y paradas y de una política de reducción de precios del viaje.

Por último, ha destacado la puesta en funcionamiento el Laboratorio de Economía Circular de Ecoembes, pionero en Europa, que eligió Logroño para instalarse por su capacitación tecnológica y el trabajo desarrollado a favor del medio ambiente.

“Es un magnífico ejemplo de esa idea que agrupa tecnología, innovación, generación de oportunidades y empleo al servicio de la ciudad, de la sociedad y de las personas”.

Este Ecolab es también fruto de un modelo que se sigue en Logroño como “smart city” que tiene al ámbito urbano como laboratorio de pruebas, en el que la ciudad se presta para el ensayo de actuaciones que se irán aplicando a mayor escala en beneficio de sus ciudadanos. En este sentido, Gamarra ha mencionado un proyecto en el que el Ayuntamiento trabaja conjuntamente con la Universidad de La Rioja dirigido a evitar el robo de cable de cobre de las instalaciones eléctricas y que está a punto de concluir.