Noticias

Ver la imagen de cabecera a tamaño completo
Mostrar menú secundario

El Ayuntamiento de Logroño plantea renovar el dispositivo de la campaña de temporeros para ofrecer una mejor atención y servicios

29
oct
2019
Componentes Mesa Pobreza

El concejal de Servicios Sociales y Desarrollo Comunitario, Iván Reinares, ha anunciado esta mañana que el Ayuntamiento de Logroño plantea renovar el dispositivo especial de atención a temporeros para ofrecer una mejor atención y servicios a las personas que vienen a la ciudad para buscar trabajo en la campaña de la vendimia.

“Aunque los recursos del dispositivo de la campaña han funcionado con normalidad y todos los participantes han cumplido la función asignada con buena coordinación, creemos que, tal como expusimos en la Mesa de la Pobreza, es momento de estudiar un cambio de ubicación de la instalación para que reúna las condiciones adecuadas para prestar este servicio de alojamiento y otros que ahora se prestan dispersamente”, ha indicado el concejal Iván Reinares.

Este año se han producido algunas incidencias externas que han perturbado el buen funcionamiento del dispositivo, como la inundación del local de consigna por rotura de conducción urbana o la avería por dos veces de la caldera del Polideportivo. Pero, ha destacado, “fueron solventados con celeridad por la Unidad de Servicios Sociales”. Aún así, “nos han hecho reflexionar, y, si bien el equipo de profesionales y voluntarios que han participado en este dispositivo han trabajado de manera sobresaliente, por lo que quiero agradecerles públicamente su compromiso; vislumbramos que es necesario tomar medidas en cuanto a infraestructura y materiales. Es momento de buscar un local más apropiado y con menos provisionalidad, y que permita mejorar la custodia de los equipajes y el control de entradas y salidas”.

El polideportivo del colegio General Espartero, ha añadido, “lleva muchos años albergando a los temporeros pero, entre todos los miembros de la Mesa de la Pobreza, hemos coincidido en que sería conveniente buscar otro lugar que cumpla con las necesidades que se han detectado y pueda acoger a tan gran número de personas y proporcionarles los servicios de higiene y descanso necesarios, sin interrumpir ni sobre explotar la instalación”.

Los recursos extraordinarios para la campaña se pusieron en marcha el 16 de septiembre y han permanecido activos hasta el 16 de octubre, cuando se dio por finalizado el dispositivo extraordinario, aunque se continúa con la atención ordinaria en el Centro Municipal de Acogida y en el comedor social. Durante este tiempo, se ha dado alojamiento y ofrecido el servicio de comedor y de consigna de forma continuada.

El informe de evaluación de la campaña de 2019 destaca que el objetivo señalado del dispositivo de proporcionar alojamiento y atención a las personas que se encuentran en Logroño mientras buscan trabajo se ve cumplido y resulta suficientemente dimensionado.

No obstante, de acuerdo con la información ofrecida por los temporeros que pernoctaron en el Polideportivo, se ha detectado que el 47% de las personas alojadas han trabajado. Iván Reinares ha explicado: “estos datos revelan que alguien no está cumpliendo con sus obligaciones y vamos a reivindicar que esto se tenga en cuenta y se tomen medidas”.

Desde el Ayuntamiento, ha aclarado, “nos toca diferenciar entre lo que nos compete y lo que nos incumbe, por eso, aunque el alojamiento no sea competencia nuestra, vamos a seguir ofreciendo este servicio por razones humanitarias”.

La jefa de sección de Prevención , María José Baños, ha detallado que durante el dispositivo especial se han registrado 4.769 alojamientos (943 en Centro Municipal de Acogida y 3.826 en el Polideportivo). En total se han alojado 1.996 personas en el alojamiento extraordinario del General Espartero y 440 en el Centro Municipal de Acogida (CMA), de los que 96% eran extranjeras. Sólo el 2% de las personas alojadas son mujeres, en total 6 en el polideportivo y 43 en el CMA.

Las personas alojadas pertenecen a 41 nacionalidades diferentes, siendo mayoritariamente de Senegal, el 33%, y el resto de Malí, Marruecos, España, Gambia y Guinea. El 47% del total de alojamientos ha recibido raciones de comedor (el 44% cena, el 25% comida y el 21% bocadillo para trabajar).