Rutas Turísticas

Ver la imagen de cabecera a tamaño completo
Mostrar menú secundario

Iglesia de Santa María de Palacio

Esta es una de las cuatro iglesias del Casco Antiguo logroñés, situado entre las calles Mayor y Ruavieja y muy próxima al Albergue de Peregrinos. Su elemento más significativo es una torre de planta octogonal que los logroñeses denominan "la aguja".

En el actual edificio de la iglesia se advierte una amalgama compleja de construcciones que se superponen y dificultan la percepción de su estructura primitiva, ya que ha sido reedificada, ampliada y reconstruida en numerosas ocasiones a lo largo de su historia.

Inicialmente pudo ser edificada en los siglos XII-XIII y ampliada y reformada posteriormente en los siglos XVI y XVII. La aguja se considera del siglo XIII.

El edificio está edificado en sillería y cuenta con tres naves de tres tramos, crucero y triple cabecera. Se cierra con bóvedas de crucería estrellada.

La aguja de Santa María de Palacio es uno de los signos identificativos del Logroño medieval. Por ello, ha sido objeto del interés de los logroñeses para conservarla a lo largo de los siglos XVII y XVIII. La aguja es una flecha o chapitel en forma de pirámide de ocho lados con varios pisos. En el interior hay ocho buhardillones con una ventana apuntada en cada uno.

La portada principal está protegida por una arcada y se configura como un retablo clasicista. El conjunto, enmarcado con dos pares de columnas estriadas, esta presidido por una homacina con frontón curvo que alberga una imagen de la Asunción de la Virgen rodeada por seis ángeles con instramentos y completado con dos escudos imperiales.